Blackface: Racismo a fin de cuentas

Blackface: Racismo a fin de cuentas

La discriminación racial va desde la estigmatización, alusiones raciales, estereotipos, la consolidación del desprecio, casi imperceptible, hasta la abierta agresión. 

Hablemos del Blackface una práctica convertida en tradición, que por serlo, no está libre de ideología y de gramáticas racistas que atentan contra la integridad psíquica, emocional y moral de las personas negras, afrodescendientes. 

El Blackface no se trata “simplemente” de no ofender a una comunidad “hipersensible”, “que ve el racismo donde no lo hay”, sino que esta práctica, es una de las tantas herramientas al servicio del sistema del privilegio blanco. 

El uso del “Black face” es una práctica histórica asimilada como un gesto “ingenuo”, “sin ninguna mala intención”, pero en ella se esconde el poder de la supremacía blanca y ese lugar histórico para ridiculizar, subordinar cuerpos no blancos y ofender a quienes habitamos las pieles negras, las pieles oscuras, obviando, estratégicamente, las estructuras de opresión que recaen sobre cuerpos negros y afrodescendientes; al mismo tiempo, reafirmando lo blanco como lugar central y hegemónico que representa a todos los cuerpos.

Durante el período de la Reconstrucción de 1867 a 1877, hubo una ley federal que proporcionó protección de los derechos civiles en el sur para los afroestadounidenses libertos, que anteriormente habían sido esclavizados. En la década de 1870, los demócratas conservadores blancos poco a poco retomaron el poder en los estados del sur, a veces como consecuencia de elecciones en las cuales grupos paramilitares intimidaban a los opositores, atacando a negros o impidiéndoles votar. En 1877, los demócratas conservadores blancos conocidos como Reedemers recuperaron el poder sobre los federales, legislando con leyes segregacionistas a la población negra.

Más adelante como lo comenta Françoise Vergès, politóloga, feminista y quien cuenta con un largo recorrido en investigaciones sobre la esclavitud, afirma que "el blackface no apareció, para justificar la esclavitud sino después de la abolición, para contrarrestar el avance social de los negros", palabras interesantes que cambian nuestra perspectiva a la hora de combatir esta práctica racista.

Tal y como muestran las leyes segregacionistas en Estados Unidos, se perpetuará y legalizará la discriminación y la segregación racial aunque la esclavitud esté oficialmente abolida. Por lo tanto, no se trataba ya de justificar la esclavitud sino de adaptar el sistema de privilegios a la nueva situación. Y es ahí donde el blackface entronca con la perpetuación del racismo estructural.

El término Blackface comenzó a mediados del siglo XIX, cuando los artistas oscurecían su piel y exageraban sus labios como parte de los espectáculos itinerantes de variedades. El maquillaje empleado en el teatro representaba a una persona negra africana. Es “una forma de entretenimiento donde el actor se pinta la cara de negro y exagera rasgos, gestos y acento de las personas afrodescendientes” (Kapkin, 2015).

Las audiencias racistas no tenían ningún deseo de ver las actuaciones de los afroamericanos en el escenario, pero eran entretenidas por actores que se caracterizaban de negros y que cantaban y bailaban como "los negritos".

La práctica se extendió incluso a los actores negros que podían ocultar su tez real de las audiencias con el uso del maquillaje. Con el tiempo, los actores negros asumieron roles estereotípicos utilizando el dialecto exagerado de los negros que era, en muchos sentidos, "un 'blackface' oral". 

Un ejemplo fue el "Amos 'n' Andy Show", el cual comenzó como un programa de radio con la voz de actores blancos en la década de 1920 y el cual hizo su transición para que los actores negros asumieran los papeles cuando el programa llegó a la televisión en 1951.

Leyes Jim Crow

La frase "Ley de Jim Crow" apareció por primera vez en el Diccionario de Inglés Americano en 1904, aunque hay pruebas de que fue usada anteriormente. El origen de la frase "Jim Crow" a menudo se ha atribuido al número de espectáculo musical caricaturesco "Jump Jim Crow", que era interpretado por el actor blanco Thomas Dartmouth Rice, pintando su cara de negro lo que hacía referencia a un afroestadounidense , estrenó por primera vez en 1832 y se utilizó para satirizar las políticas populistas del entonces presidente Andrew Jackson. Como resultado de la fama del personaje de Rice, ya en 1838 "Jim Crow" se había convertido en una expresión peyorativa que significaba «afroestadounidense» (African American), y de a poco las leyes de la segregación racial comenzaron a ser conocidas como las leyes de Jim Crow.

Joven afroestadounidense en un bebedero de agua reservado para negros en un jardín del Palacio de justicia en Halifax, Carolina del Norte, 1938.

Las leyes de Jim Crow fueron legislaciones estatales y locales en los Estados Unidos, promulgadas por las normas estatales blancas, entre 1876 y 1965. Estas leyes propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas por mandato jurídico bajo el lema «separados pero iguales» y se aplicaban a los afroestadounidenses y a otros grupos étnicos no blancos en los referidos estados de los Estados Unidos. En realidad, esto llevó a que el tratamiento y los alojamientos fueran por lo general inferiores a aquellos asegurados para los blancos estadounidenses, sistematizando un número de desventajas económicas, educativas y sociales. Esta segregación se aplicó principalmente en el sur de los Estados Unidos, por otra parte, en el norte, la segregación fue por lo general de hecho y sin reconocimiento jurídico, predominantemente ejercido hacia los negros que vivían en guetos urbanos.

Algunos ejemplos de las leyes de Jim Crow fueron la segregación en las escuelas públicas, lugares públicos, transporte público y la segregación de baños y restaurantes, también existían fuentes de agua potable para los blancos y para los negros. El ejército estadounidense también fue segregado. Las leyes de Jim Crow fueron derivadas de los códigos negros (1800-1866), que también habían limitado los derechos civiles y las libertades civiles de los afroestadounidenses.

Jim Crow

Las leyes segregacionistas en los Estados Unidos eran conocidas como "las leyes Jim Crow", pero ¿quién era Jim Crow?

Jim Crow fue un personaje teatral inventado por Thomas Dartmouth Rice, conocido como "Daddy Rice" o "Daddy Jim Crow", quien hacía una representación étnica de acuerdo con las ideas contemporáneas de los afroestadounidenses y su cultura. 

Su personaje consistía en pintarse la cara y las manos con una capa de corcho quemado sobre una capa de manteca de cacao o pintura de grasa negra, exagerando los labios rojos pintados alrededor de la boca. Iba vestido con harapos, un sombrero dañado y zapatos rotos. Con su actuación interpretaba a un ágil e irreverente esclavizado negro; imitación hecha por Rice de un esclavizado negro que vio en sus viajes por el sur de Estados Unidos, cuyo dueño era un tal Mr. Crow.[Varias fuentes describen a Rice encontrándose con un anciano negro que trabajaba en la caballeriza de uno los pueblos fluviales donde Rice actuó. Según algunos relatos, el hombre tenía una pierna torcida y un hombro deformado. Cantaba sobre Jim Crow y remataba cada estrofa con un pequeño salto.[7]

Rice observó y absorbió canciones y bailes tradicionales afroamericanos por muchos años. Él creció en un vecindario multiracial de Manhattan y posteriormente actuó en los estados esclavistas del sur. Según los recuerdos de Isaac Odell, un ex actor minstrel que describió el desarrollo de este género en una entrevista ofrecida en 1907, Rice apareció en escena en Louisville, Kentucky, en la década de 1830, donde aprendió a imitar el habla local de los negros: "De vuelta en Nueva York inició una temporada en el viejo Park Theatre, donde introdujo su acto de Jim Crow, imitando a un esclavizado negro. Él cantaba una canción, 'I Turn About and Wheel About', cada noche componiendo nuevas estrofas para esta, captando la atención del público y haciéndose un gran renombre".

Rice también adaptó y popularizó una canción tradicional de esclavizados llamada "Jump Jim Crow" (1828), una de sus canciones emblema, ya que fue todo un éxito del siglo XIX, interpretación que le dio el reconocimiento a lo largo del país, siendo conocido como Daddy Jim Crow.

"Jump Jim Crow" fue el primer paso clave en una tradición de la música popular estadounidense. En un par de décadas este género alcanzaría una gran popularidad con el auge del minstrel.

Por otro lado en 1834, George Dixon realiza una dramatización burlesca de “los negros libres” llamada Zip Coon, quien representaba una figura arrogante, ostentosa y caricaturesca. Jim Crow y Zip Coon se fusionaron en el estereotipo denominado “Coon”, que es una figura “negra masculina” surgida en la esclavización, que significa “el maleante”.

El género tuvo un poderoso efecto en moldear y difundir las percepciones racistas y prejuiciosas contra la comunidad negra, con personajes que de manera estereotipada y racializada, recorrieron la publicidad, la televisión, la radio, etc. 

Hubo otros actores de blackface antes de Rice, así como muchos otros después. Pero fue "Daddy Rice" quien quedó indeleblemente asociado con un solo personaje y acto. Debido a su fama, para 1838 el término "Jim Crow" se convirtió en una forma peyorativa de nombrar a los afroamericanos.

"Cómo aplicar el Blackface"

La guía de maquillaje de Denison (1926) fue un folleto de diversos productos vendidos por Denison, pero también ofrecía instrucciones y una guía detallada sobre cómo usar sus productos. 

Denison afirmó que "no escatimó esfuerzos ni gastos" para hacer que su Guía de Maquillaje fuera útil, presentando fotografías de página completa de Mr. Ward MacDonald ("un actor experimentado que interpretó casi a todos los tipos de personajes conocidos en el drama moderno") creado para hacerse pasar por una variedad de personajes, en su mayoría étnicos, o estereotipos, de categorías tales como: el japonés, el irlandés, el chino, el holandés, el judío, el indio americano, entre otros. Las fotos muestran los pasos a seguir en el maquillaje. 

Debido a que el "blackface Minstrel", según la guía, es "quizás la parte más frecuentemente interpretada por los aficionados, puedes ver a MacDonald ennegreciéndose (...). Los juglares del siglo XIX usaban corcho quemado para ponerse la cara negra, pero MacDonald usa un tubo de Minstrel Black de Superfine", dice en una parte del folleto.

Continúa, "Hay nueve páginas de pelucas para hombres y cinco para damas, que varían en precio desde $ 11 a una docena de pelucas negras por $ 9.75. La peluca del tío Tom está en la primera de las páginas a continuación, y la peluca Topsy está en la última". La introducción a estas páginas dice que las "ilustraciones de pelucas de Harlan Tarbell se hicieron directamente de los modelos y muestran gráficamente cuán maravillosamente se puede modificar y alterar la apariencia".

Museo Jim CrowJim Crow Museum of Racist Memorabilia (el Museo de Objetos de Recuerdos Racistas), en la ciudad de Big Rapids (Michigan)se trata de un lugar consagrado a exhibir objetos racistas de ayer y hoy. Una excelente fuente que nos explica cómo estas imágenes no tienen nada de inocente. Supuestamente el agredido está siendo tratado con "cariño", pero en el fondo está siendo tratado con abierto desprecio o condescendencia, otra forma supuestamente cariñosa, que en realidad entraña desprecio.

Allí se encuentran logotipos, fotografías, publicidad u objetos de todo tipo con estereotipos raciales, que van del teatro, a la caricatura, y que por supuesto no son para nada inocentes, ni mucho menos, graciosos.

Habitar cuerpos negros, no es una burla, un chiste o payasada. La melanina no es un accesorio que se pueda poner y quitar cuando a uno le apetezca. Ser de la comunidad negra es una forma de habitar el mundo, de resistir, no somos una tendencia.

Las imitaciones, personificaciones y disfraces sobre las personas de la comunidad negra, sólo demuestran que a la gente les simpatiza nuestro aspecto, pero no la realidad que nos envuelve. De ahí, que caricaturizar sirva para inferiorizar. 

Usar una característica física por la que las personas racializadas han sufrido –y siguen haciéndolo– situaciones de racismo, discriminación y opresión durante centenares de años, ¿es algo gracioso? Esto es un motivo más que suficiente para que reflexionemos, ¿hasta cuándo va a durar esto?

 

Referencias

 «An Old Actor's Memories; What Mt. Edmon S. Conner Recalls About His Career.» (PDF). The New York Times: 10. 5 de junio de 1881. Consultado el 10 de marzo de 2018.

Hutton, Michael (junio–diciembre de 1889). «The Negro on the Stage». Harpers Magazine (Harper's Magazine Co.) 79: 131–145. Consultado el 10 de marzo de 2018, pgs.137-138.

Woodward, C. Vann and McFeely, William S. The Strange Career of Jim Crow. 2001. Consultado el 10 de marzo de 2018, p. 7.

Strausbaugh, John (2006). Black Like You: Blackface, Whiteface, Insult and Imitation in American Popular Culture. Jeremy P. Tarcher / Penguin.

«Blackface Minstrelsy». Center for American Music, Universidad de Pittsburgh. Consultado el 15 de julio de 2018.

«History of Minstrelsy: From "Jump Jim Crow" to "The Jazz Singer"». Colecciones Especiales y Digitales de la Biblioteca de la Universidad del Sur de Florida. Consultado el 15 de julio de 2018.

Padgett, Ken. «Blackface! Minstrel Shows». Archivado desde el original el 27 de setiembre de 2014. Consultado el 10 de octubre de 2018.

«Denison's Make-Up Guide for the Amateur and Professional». Enlarged Edition by Ward MacDonald and Eben H. Norris. Illustrated by Harlan Tarbell. Chicago: T. S. Denison & Company, 1926. Consultado el 10 de octubre de 2018.

Somos AfroUp

Una Plataforma
etnoeducativa

El conocimiento respecto a la cultura e historia negra la puedes conseguir aquí a través de recursos digitales.