Los hombres afrodescendientes frente al estigma de llevar su cabello natural

Los hombres afrodescendientes frente al estigma de llevar su cabello natural

Abrazar el cabello que siempre quise fue enfrentar las rígidas expectativas de la sociedad para los hombres negros.

El movimiento natural del cabello es un hermandad que nos alienta entre mujeres y hombres afrodescendientes a mantener el cabello natural con textura afro o rizada."Ser natural" no necesariamente indica una adherencia estricta a ningún tipo particular de producto o régimen de estilo; ni debe estar vinculado exclusivamente con ciertas creencias sociales o políticas.

A veces esta "re-evolución" es una decisión personal que muchos han adoptado en su vida para simplemente ser lo que en realidad son.Tanto a hombres como a mujeres afrodescendientes, desde pequeños no se nos ha dado la posibilidad de elegir como llevar nuestro cabello, por ideas u opiniones preconcebidas en las cabezas de nuestros padres y familiares, por manuales de "convivencia" en los colegios, que nos exigen prácticamente, que no llevemos nuestro cabello, y por supuesto por la publicidad, con su largo historial, que ha alimentado el imaginario colectivo con imágenes, cualidades, modelos y estereotipos de personas con tez clara, mestiza o blanca, presentadas como el estándar de belleza.

Por todo ello, muchos desde temprana edad somos 'forzados' a tener representaciones que a fuerza se arraigan en nosotros.

El enfoque principal del movimiento natural del cabello es el viaje de la mujer negra a hacer caso omiso de los estándares de belleza europeos. Pero a menudo nos olvidamos de reconocer la posición del hombre negro en el movimiento, de incluirlos en este viaje. No todas las personas que usan su cabello natural son mujeres, que si bien se le ha prestado mucha atención al movimiento del cabello natural en lo que se refiere a ellas, los hombres no están muertos en medio de este movimiento. Tan sorprendente ha sido en ellos que muchos se han unido a ser parte de esto, como Rony y Raúl Flórez, hermanos cartageneros y parte de este 'movimiento naturalista'.

❝Siempre será oportuno ser parte de este movimiento que no es sólo externo, esto nos ha servido a muchos como un recordatorio interno de la belleza, lo ilimitada que es nuestra afrodescendencia y sobre todo un llamado para que la aceptemos❞, comenta Raúl.

Los ataques a cuerpos negros, cultura negra, herencias negras e historias negras han sido inspiración a muchas personas de la población negra mundial, quienes han hecho frente a la cultura, estereotipos y concepciones 'blanqueadas', dando como resultado esta revuelta, que quizá iniciada por un levantamiento de mujeres negras decididas, ha sido expandida a los hombres.

❝"Sólo déjalo crecer y ve lo que sucede", así empezó... Abrazar el cabello que siempre quise fue enfrentar las rígidas expectativas de la sociedad para los hombres negros.Podría parecer una tendencia estética no esencial, pero en última instancia es una señal de ese abrazo❞, comenta Rony.

"¿Por qué los hombres afrodescendientes siempre tenemos que cortarnos el pelo?"

Que porque los hombres negros no se saben cuidar esas greñas, que se ve terrible, que es un "nido de pájaro", que los hombres nunca deberían tener el pelo largo.Durante años, este ha sido el estribillo común de muchas familias y de la sociedad: los hombres no deberían tener el cabello largo, porque el cabello largo es para las mujeres.

Parte de este mensaje está enraizado en suposiciones rígidas y dañinas que rodean al género masculino en general. Pero la cultura supremacista blanca también juega un papel importante, con la mayoría mestiza y blanca dictando qué es y qué no es apropiado para los negros hacer, decir y vestir. Como parte de esta cultura, los hombres negros suelen clasificarse como 'hiper-masculinos' y demasiado agresivos, con representaciones de los medios enfocadas en el atletismo, la criminalidad y poco más. Como hombre negro, debes ser físicamente hábil, rudo, alto, y estoico; cualquier cosa fuera de estos parámetros estrictos te hace menos negro.Debido a que la sociedad sigue insistiendo en asociar el cabello largo con la feminidad, esto lleva a un cálculo crudo: cuanto más largo es el cabello, menos aceptable es el hombre.

Durante la era de la esclavitud, se pensó que el cabello de un hombre negro era su fuente de fortaleza y poder. En un esfuerzo por oprimirlos, afeitaron sus cabezas, para eliminar ese miedo dentro de ellos mismos y el poder que unía su africanía, su descendencia a su cabello. Al conocer la historia detrás de afeitar la cabeza de un hombre negro, el imperialismo cultural es un concepto bastante desconocido con las discusiones sobre la negritud.Esencialmente, el imperialismo cultural es el grupo dominante que obliga sus preferencias de cultura al grupo oprimido, que es de donde provienen los orígenes de los estándares europeos de belleza.

❝Años después de que nos cortaran el pelo, usamos nuestros cabellos libremente, pero pasaron años para llegar a ese punto❞, afirma Raul.

La razón está enraizada en algunas desagradables verdades sobre la cultura dominante, que claramente es blanca.Genéticamente, la mayoría de los afrodescendientes -hombres y mujeres por igual- tenemos el cabello afro o rizo que, en su mayor parte, crece hacia arriba en lugar de hacia abajo. Es más aceptable y convencional que las mujeres afro modifiquen su cabello en formas que desafían a la genética, a través de planchas, permanentes, tejidos y cosas por el estilo. Al mismo tiempo, hay presiones sociales significativas envueltas en esto (los estándares de belleza eurocéntricos, donde se considera feo o poco profesional para una mujer negra usar su cabello natural).Como tal, las mujeres, a pesar de tener más opciones que los hombres, por lo general optan por adoptar más peinados aprobados por la "población blanca" - rizos definidos, cabello alisado, cabello ondulado, etc. - para evitar descripciones denigrantes y dañinas.Pero en cuanto a los hombres afro, si quieren dejar crecer su cabello, sólo tienen la opción de un afro; con cualquier otra alteración o modificación, a veces se convertirá en algo desagradable o menospreciado tanto por la población negra como por la mayoría blanca.

Muchas de las expectativas que rodean el cabello y la masculinidad se remontan a los íconos culturales negros. Afros grandes, pulcramente elegidos y muy circulares. La evolución del hip-hop y la introducción de Gangsta Rap a mediados de la década de 1980, trajo nuevos estilos, pero estos estilos que fueron en su mayoría cortos. Artistas como Lesane Parish Crooks (Tupac Shakur) son emblemáticamente conocidos por su cabeza rapada, en absoluto durante los años 80 y 90, veías principalmente afros, cortes bajos o cabezas afeitadas.

A finales de los 80 y durante gran parte de los 90, la permanente se convirtió en el peinado principal para la comunidad afroamericana. El 'rizo Jheri' inspiró un cambio en los estilos, pero le tomó algunos años para que realmente se pusiera de moda.

A finales de los 80, los artistas afroestadounidenses de todos los géneros habían comenzado a modificar químicamente su cabello, desde DJ Quik y Ice Cube hasta Snoop Dogg y Prince Rogers Nelson (simplemente Prince) lo que tuvo un sentido innovador en la cultura negra.

A principios de los 2000, lo hizo el cabello esponjoso, apagado y químicamente modificado, volviendo a una gran cantidad de afros, cortes 'César' y cabezas rapadas.❝Aunque incesantemente acosados por los comerciales de hombres con cabello corto para productos masculinos, donde un hombre pasa las manos por su corte bajo que acababa de lavar,  es algo que no codiciamos. Después de años de cortarnos el pelo cada dos o tres semanas, ahora podemos exhibir esa sensación de libertad de las presiones culturales y sociales. No hay nada como sentirse cómodo expresándose de la forma más natural posible, y el primer paso para lograr la verdadera autenticidad lo mostramos así, con nuestros cabellos largos❞, afirman los hermanos Flórez.

Cada vez más, tanto hombres como mujeres nos sentimos parte de algo más grande: con un impulso para desafiar los roles que han limitado a los afrodescendientes durante demasiado tiempo. No se necesita mirar muy lejos para ver a las personas negras derribando lentamente los roles de género restrictivos.Sin embargo, al igual que muchos aspectos de la cultura negra, el peinado también se ha enfrentado a la apropiación, la burla y la estigmatización a lo largo de los años.La decisión de que un hombre lleve el cabello largo se ha convertido en un desafío a los estándares heteronormativos y los rígidos roles de género de la sociedad.

A medida que hay acoso incesante de la sociedad por la longitud del cabello en un hombre, su mantenimiento se torna demasiado pesado, muchos se rinden y resignan a llevar su cabello corto. Sin embargo muchos hombres que han decidido no sólo hacer una reafirmación del amor por su afrodescendencia, sino llevar sus cabellos largos con sus texturas naturales -afro y rizo-, hoy en día,  se han volcado a las redes para compartir las opciones disponibles para tratarlos, cuidarlos, moldearlos, amarlos...

No existe un médico que dicte que todos los hombres afrodescendientes deben mantener el cabello corto. En el mundo hay hombres de la comunidad negra que son ejemplos brillantes de desafiar el status quo, la normalidad aceptada; que han ayudado a allanar el camino para que los hombres negros estén más dispuestos a llevar su cabello con la longitud, la textura y el peinado que quieran.Un sentimiento que muchos hoy en día están felices de abrazar.

Si la comunidad negra no está dispuesta a defender su propia cultura, historia y comenzar a practicar el amor propio, ¿quién lo hará?

¿Dónde puedes encontrar a Raúl y Rony?En Instagram como raulflorez_official y ronyf_.

© Todos los derechos de desde 2013